FAMILIAS DE PERSONAS MENTALMENTE ENFERMAS, QUE NO RECIBEN TRATAMIENTO POR LA POCA COMPRENSION DE LAS ENFERMEDADES MENTALES



NOSOTROS SOMOS SUS UNICAS VOCES


Es casi imposible aceptar el tratamiento para las enfermedades que usted no cree que tiene. Ese es nuestro dilema y razón por la cual las familias de personas con poca comprensión deben DEFENDER A QUIENES NO COMPRENDEN QUE ESTAN MENTALMENTE ENFERMOS Y, COMO CONSECUENCIA, NI BUSCAN, NI ACEPTAN AYUDA, NI HABLAN DE SUS PROPIOS INTERESES. ELLOS NO SE DEFENDERAN A SI MISMOS, NI SE CONVERTIRAN MENTE EN CONSUMIDORES NI EN PACIENTES, NI EN PERSONAS QUE ABOGUEN POR AYUDA..



El programa educativo de Familias ofrece una información simple y un apoyo emocional a los familiares y amigos del 50 por ciento de las personas que padecen de Esquizofrenia, Desorden bipolar, Depresiones severas, Personalidad dudosa y/o todos los otros desórdenes. Estos desordenes pueden ocurrir, y debido a la poca comprensión o anosognosia, algunos tendrán dificultad para comprender que están mentalmente enfermos y consecuentemente rechazaran o dejaran el tratamiento médico.



Algunas personas mentalmente enfermas están capacitadas para superar la condición de no sentirse que “No Estoy Enfermo”. Esto le permite a los familiares y encargados de su bienestar, a entender las complejidades de estas enfermedades mentales y a no sentirse culpables de la enfermedad. Podemos tener mucho éxito en el tratamiento de la persona con una enfermedad mental si las familias y los profesionales están capacitados para ofrecer, paciencia y persistencia, en el cuidado médico, y psicológico.


Este Sitio en la red (Web) está dedicado a las personas mentalmente enfermas, las cuales rechazan el tratamiento médico y permanecen sin tratamiento, y a sus familiares y amigos que los cuidan y los protegen. También, para aquellos quienes por su enfermedad permanecen sin tratamiento y están aislados y temerosos en sus casas. Otros que se convierten en desamparados, sin vivienda, y otros que están en cárceles o prisiones. Este sitio en la red (Web) además ofrece ayuda para los que tienen un doble diagnóstico, para los que están constantemente en crisis y para los que a veces pagan el último precio y cometen suicidio.

 

DEFENSA

 

Para defender efectivamente a una persona con una enfermedad mental es necesario entender cómo esta persona siente y piensa. El libro I Am Not Sick - I Don’t Need Help (No estoy enfermo, no necesito ayuda) por el Dr. Xavier Amador, describe la mejor manera para que las familias aprendan a escuchar, a sentir empatia, a estar de acuerdo y empezar a ser compañeros: LEAP (técnica presentada en el libro)

Para obtener el libro puede ordenarlo por Internet en www.vidapress.com o enviar un cheque o money order por $18.90 dólares (incluye el libro y flete y franqueo) a: Vida Press, 1150 South Rd., Peconic, NY 11958. – El libro ya está traducido al japonés y al español.

En vez de discutir intelectualmente con nuestros seres queridos e insistir en que ellos están equivocados, nosotros necesitamos descubrir tan pronto sea posible, lo que está pasando en sus vidas, y muy especialmente cómo ellos se sienten. Con pocos argumentos, las probabilidades de una relación saludable aumenta, o al menos las familias entienden mejor la confusión de quienes periódicamente viven otra realidad.

En Toronto, Ontario, Canadá, el Intercambio Mundial de Esquizofrenia y otros desórdenes relacionados: www.world-schizophrenia.org, publicó material informativo. El artículo: “About Schizophrenia" (“Acerca de la esquizofrenia”), y el folleto #10, "Families in Limbo" (“Familias en el limbo”) son de especial interés para las familias de personas mentalmente enfermas que saben protestar y hacer que sus voces sean escuchadas.

Nosotros copiamos de un artículo publicado en la revista TIME, del 20 de enero, 2003, “Your Mind - Your Body” (“Tu mente, tu cuerpo”) por Michael D. Lemonick:


“Las voces dispersas de la esquizofrenia y los sentimientos de inutilidad y de aborrecimiento, que acompañan la depresión, aunque parecen estar basados en la realidad, no son más que distorsiones en la electroquímica del cerebro. Los investigadores están aprendiendo cómo se originan estas distorsiones, cómo pierden su severidad y, en algunos casos, cómo corregirlas”.


Si queremos que se efectúen cambios, necesitamos que las familias le digan a sus oficiales gubernamentales y legisladores elegidos, la realidad de sus vidas. Por favor, hable con quienes están capacitados para implementar los cambios. Explíqueles lo que significa compartir una vida con un ser querido que está mentalmente enfermo y rechaza tratamiento. Las familias y/o cuidadores de las personas con enfermedades mentales, están bajo constante temor de que un día sus seres queridos desaparezcan, terminen en la cárcel, se conviertan en desamparados o cometan suicidio. Los familiares deben informarse también sobre los medicamentos disponibles y como funcionan bien en aquellos que la toman.


Las frustaciones de los familiares aumentan cuando las personas con enfermedades mentales rechazan tratamiento. Recordemos que cuando estas enfermedades golpean, es tiempo de aceptar su impacto y que este será por largo tiempo, y debemos evitar creer que estas ocurren por culpa de alguien. “Como con el cáncer o la diabetes, estas enfermedades son justamente mala suerte”, como me dijo un brillante consumidor. Cuando los familiares leen el libro "I Am Not Sick, I Don’t Need Help” (“No estoy enfermo, no necesito ayuda”), y practican el capítulo #5, tienen la formación científica para evitar la culpabilidad y darse cuenta de que ellos no son culpables. Después de aceptar la complejidad de estas enfermedades biológicas, es más fácil comunicarse con la persona mentalmente enferma, otros familiares, amigos, maestros, jueces, líderes religiosos, etc. Algunos pueden espontáneamente compartir sus experiencias con autoridades y extraños y pedir ayuda para mejorar el sistema. Y también, ellos descubrirán cuántos conocidos están impacientes por decirles a ellos sobre sus propios familiares con problemas mentales.

 

 Cuando nada de esto ayuda, algunos de nosotros practicamos: “Serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar”.